"Enter" para saltar al contenido

Santa Ana: un grito contra la impunidad

(UGD Radio. Fotos: Micaela Feversani). Persiste la conmoción en el pueblo de Santa Ana, Misiones, tras el asesinato del adolescente Víctor Dos Santos, a manos de un policía de la Unidad Regional XIII. Para reclamar el esclarecimiento del homicidio y su trasfondo, el pueblo santanero lleva realizada ya tres manifestaciones por las calles. En tanto, la comisaría fue intervenida y tres efectivos policiales permanecen detenidos mientras la Justicia investiga lo ocurrido.

El crimen tuvo lugar en la madrugada del sábado 24 de agosto en una calle terrada del pueblo. Según pudo determinar la Justicia en base a las pruebas y el relato de testigos, un oficial de apellido Vergara bajó del patrullero, obligó a Víctor a arrodillarse, y lo fusiló de un disparo en el ojo. Al enterarse, horas después, el padre del adolescente, un hombre de 66 años, falleció de una insuficiencia cardíaca.

Las movilizaciones en Santa Ana, vienen creciendo en cantidad de participantes. Vecinos y vecinas de todas las edades, con velas y pancartas, transitan desde la plaza principal hasta la comisaría intervenida, dejando en claro que no dejarán de marchar “hasta que se sepa porqué mataron a Víctor y quiénes fueron los cómplices”.

“Víctor tenía 16 años, era un chico que no salía mucho, estábamos pendiente de cuidar que papá esté bien. Nos cantaba todo el tiempo, le gustaba el rap, componía sus canciones y cantaba en los eventos de la escuela y en la iglesia, donde ayudaba a pintar. A veces salíamos a pescar. Era muy colaborador. Esa era su vida. Pedimos una respuesta y no nos la dan, queremos que se haga cargo otra Fuerza de la investigación, que nos digan los nombres de los demás cómplices de Vergara. Él tenía que cuidarnos, no hacernos eso. Mi mayor anhelo es que el asesino cumpla una condena perpetua, que pague por las dos muertes. Papá, tenía 66 años, sufría parkinson y no aguantó la pérdida de mi hermano; también se terminó yendo” relató una de las hermanas de la víctima.

En tanto, el Jefe de la Policía de Misiones, sostuvo que “desde esta Jefatura no estamos dispuestos a tolerar ningún tipo de hecho reñido con la conducta honesta, íntegra y respetable que debe tener un miembro que vista uniforme de esta institución. Por eso las consecuencias inmediatas fueron las detenciones, el pase a disponibilidad y de ahora en más será la Justicia quien se ocupe, con la plena garantía de que haremos lo que se ordene desde el ámbito judicial para que esclarecer el lamentable asesinato de Victor”.

En el programa El Oficio, que se emite por la UGD Radio cada miércoles de 19 a 21 horas, entrevistaron a la ministra de Derechos Humanos, Lilia “Tiki” Marchesini, quien se refirió al caso y opinó acerca de los recaudos que el Estado debe tomar para evitar que este tipo de situaciones de “gatillo fácil” sigan ocurriendo.

ESCUCHÁ EL AUDIO:

Sé la primera persona en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *