Somos UGD Radio, la radio de la Universidad Gastón Dachary, en la imagen se observa el logo de la radio en color amarillo con sombras de distintos colores y se lee UGD 98.5 FM

Regresó a Misiones una mujer que estuvo 6 meses varada en Santa Cruz

(UGD Radio). El martes 25 de agosto de 2020, quedará en la memoria de Irma Maica como un día anhelado y feliz. Oriunda de San Javier (Misiones), recién en esta fecha  pudo Irma  regresar de Río Gallegos (Santa Cruz), a dónde fue a pasar unos días en febrero.

Esta es una de las miles de historias de personas que quedaron varadas a raíz del coronavirus y las restricciones a la circulación, que aún se mantienen en diversos puntos del mundo.

Ya desde la tranquilidad de su hogar en “La Dulce” San Javier, Irma dialogó con las conductoras del programa Ritual de lo Habitual (lunes a viernes, 9 a 12 horas), acerca de la odisea que le tocó vivir.

“Mi hijo vive en Río Gallegos. Así que como él había venido a Misiones por las vacaciones, decidí acompañarlo a la vuelta, con la idea de volver en avión. Mi plan era quedarme unos pocos días. Pero estando allá, comenzó todo esto del coronavirus, se suspendieron los vuelos, después se decretó la cuarentena y ya no hubo forma de viajar, quedé varada” contó Irma, quien nunca pensó que esta situación la llevaría a pasar casi seis meses en el otro extemo del país.

“Fue algo que jamás imaginé, estar tanto tiempo lejos de casa y en un lugar totalmente diferente. Acá estamos acostumbrados al aire, el sol, las plantas. Allá todo es viento, nieve, mucho frío y encima el encierro” indicó la mujer.

 Luego de seis meses entonces, finalmente Irma consiguió el permiso para viajar y apareció la posibilidad de que una familia la trajera en auto. La distancia entre Río Gallegos y San Javier es  de 3496 km. “Fueron tres días de viaje. Tal como nos recomendaron, tratamos de bajar lo menos posible del vehículo, tomamos todos los recaudos, pasamos numerosos controles de Prefectura, Gendarmería, de la Policía. Todo sin problemas. Estábamos muy felices por llegar a Misiones, a pesar del cansancio, pero en el puesto de control de San Carlos, ya en la frontera con Misiones, surgieron inconvenientes” relató Irma.

“Nos pidieron el hisopado, que nos costaría 5500 pesos. Llegamos a las seis de la mañana, pero recién al otro día nos hicieron. Tuvimos que dormir en el auto. Había bastante gente, camiones, es un lugar de alto riesgo de contagio, porque hay baños compartidos ecológicos. Después del hisopado, tuvimos que esperar varias horas los resultados y completar más trámites. Fueron dos días más para poder entrar. No les puedo explicar la felicidad al entrar a la provincia, y al llegar a San Javier” finalizó la mujer, quien se encuentra en su hogar cumpliendo ya la estricta cuarentena de 14 días que se aplica a estos casos.

Irma, ya disfrutando de su hogar en San Javier.

Dejá tu respuesta

UGD RADIO
la Radio de la Universidad Gastón Dachary