Somos UGD Radio, la radio de la Universidad Gastón Dachary, en la imagen se observa el logo de la radio en color amarillo con sombras de distintos colores y se lee UGD 98.5 FM

“Para una persona sexualmente diversa, existir ya es en sí mismo un acto revolucionario y de resistencia”

(UGD Radio). El 1 de septiembre de 1959, en el popular  Barrio Obrero, de Asunción,  el locutor Bernardo Aranda fue asesinado e incinerado en su propia cama. Sin prueba alguna, y ante la falta de un culpable, la policía acusó a 108 personas diferentes. Todas estas personas tenían algo en común: eran hombres gays. Los acusados fueron apresados, torturados, y sus nombres diseminados en una lista que la policía distribuyó en comercios y espacios púbicos.

Este hecho, que además de marcar el origen de una nomenclatura (“108”) que la sociedad conservadora del Paraguay utiliza peyorativamente para referirse a las personas que no son heterosexuales, sirve también como un hito desde donde pensar la profunda discriminación que pesa en la hermana República –como en tantos países de Latinoamérica y el mundo- , sobre todo lo relacionado con la diversidad sexual.

Señalar la discriminación en este sentido, conduce a reconocer el odio y la violencia que se ejerció históricamente contra las disidencias sexuales, y que lamentablemente aún persiste.

De esta opresión, emergieron en Paraguay expresiones de organización, resistencia y lucha, que en los últimos años vienen ganando visibilidad y reivindicando derechos. Desde hace 17 años,  en el Día del Orgullo LGBTIQ+ miles de personas copan las calles del centro de Asunción para celebrar la diversidad sexual y exigir  el fin de los crímenes de odio contra personas lesbianas, gays, bisexuales, no binaries, travestis y trans.

Parte de esta militancia, en Paraguay está encarnada por figuras que provienen de las disciplinas artísticas. En ese espectro, Alfredo “Miliki” Chaves es una referencia ineludible. Actor y director teatral, Chaves se define como un “activista bisexual independiente”.  Actualmente, el artista forma parte del grupo Teatro Menguante y coordina el proyecto de fanzines digitales de poesía Bitácora de un Encierro.

En el programa Deconstruides, que se emite por la UGD Radio todos los martes de 16 a 18 horas, Lupe Acevedo realizó una extensa entrevista con Alfredo Chaves, en la cual el artista se refirió a diferentes cuestiones vinculadas a la diversidad sexual en su país, trazó un itinerario de su carrera artística y subrayó una serie de conceptos interesantes acerca del rumbo que viene tomando la lucha contra el odio basado en la orientación sexual y la identidad de género en Paraguay, país en el cual los atrasos en materia legislativa son, en este sentido, muy palmarios.

Entrevista -primera parte

Revolución y resistencia

“El encierro nos atraviesa la vida; pero ante eso resulta alentador el agite y la perseverancia a seguir luchando. Después de tanto tiempo encerrades, y tener que juntarnos vía Zoom es medio bodrio, pero al menos ver a mis compas aprovechar las plataformas virtuales y las redes sociales en el contexto de encierro, fue una lección: apoderarse de las condiciones que instala el contexto y sacar algo bueno de eso” señaló el actor paraguayo en relación a la “Marcha por los Derechos LGBTI” que se conmemora cada  30 de setiembre, con el objetivo de visibilizar y recuperar la memoria histórica de la lucha por los derechos de las personas LGBTI en Paraguay.

Esta acción es convocada por la Coalición LGBTI del Paraguay ,  espacio que nació en 2009 y que se define como  “una red que aglutina a varias organizaciones que trabajan los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, personas trans e intersex”.  Este año, el lema de la Marcha es Revolución y resistencia.

Sostiene “Miliki” que  “este lema tiene que ver con que el solo acto de existir, siendo una persona de la diversidad sexual, ya es en sí mismo un acto revolucionario y de resistencia. Y lo cierto es que el abandono, la falta de derechos y la persecución del Estado hacia las personas de la diversidad sexual, vuelve esta situación más notoria”.  

El activista denuncia que en el actual contexto de pandemia, y dentro de una serie de situaciones complejas que se dan en Paraguay, se distingue el “abandono a las compañeras del colectivo trans que son trabajadoras sexuales, ya que no pueden trabajar. Es terrible lo que viven”. Así mismo, Chaves alertó acerca del grave “nivel de violencia que están viviendo las infancias y adolescencias de la diversidad sexual, donde el encierro expone a todo tipo de pedagogías y prácticas violentas, rechazos, que se vuelven más fuertes en ámbitos rurales donde no se cuenta con educación. Las infancias y adolescencias trans, están sufriendo durante esta pandemia, la expulsión de sus hogares o la violencia dentro de sus casas”.

Arte y diversidad sexual

Sobre el enfoque de su militancia, “Miliki” afirma que se considera situado en “en un sector más dialéctico, donde interpelamos a los distintos grupos de personas pero que reconocemos que toditas las formas de violencia, por más crudas que sean,  son resultado de contextos  y construcciones históricas” y advierte que desde esta perspectiva, “no tenemos una mirada tan punitiva con respecto a ciertas conductas”.

Consultado acerca de las implicancias de formar parte del universo artístico en Paraguay, y al mismo tiempo reconocerse activista de la diversidad sexual, Chaves señala que si bien “en el arte hay mucha más apertura que en otros ámbitos”, al mismo tiempo “el sector no deja de ser conservador, y se hace difícil posicionarse cuando saben que uno tiene un enfoque político claro al respecto. Pero a la vez, hay quienes me rescatan, me dan laburos, me cuidan, pero es una minoría”.

Así mismo, añadió que “el teatro en Paraguay es un espacio muy combativo y es un ejemplo en la lucha sindical. Siempre ha tenido cuestionamientos al sistema hetero patriarcal, como resultado de una resistencia organizada. En los ambientes de militancia de las disidencias, se celebra la soltura que tenemos los personajes que venimos del teatro, para hablar de nuestra sexualidad, ya que así generamos dinámicas para poder conversar. Es un rol que me gusta y es divertido”.

Entrevista -segunda parte

Entrevista: Lupe Acevedo / Texto: Sergio Alvez / Fotos: Gentileza A. Chaves

Dejá tu respuesta

UGD RADIO
la Radio de la Universidad Gastón Dachary