Somos UGD Radio, la radio de la Universidad Gastón Dachary, en la imagen se observa el logo de la radio en color amarillo con sombras de distintos colores y se lee UGD 98.5 FM

“El jazz es una forma de ver el mundo”

(UGD Radio). Cada 30 de abril se celebra el Día Internacional del Jazz. La fecha fue establecida por la Unesco en 2011 , con la finalidad de difundir el legado de los artistas y concientizar al  público sobre “las virtudes del  jazz como herramienta educativa, agente de cambio social y refuerzo de la cooperación entre pueblos”.

Con la efeméride como excusa, en Ritual de lo Habitual (lunes a viernes de 8.30 a 12), entrevistaron al músico y docente musical Bernardo Monk, quien además de tener un vínculo estrecho con el jazz, de algún modo está ligado a la ciudad de Posadas por cuestiones familiares.

Saxofonista, Monk se graduó como Músico Profesional en la Escuela de Música Contemporánea de Buenos Aires, en el año 2000. Esto le abrió las puertas a  una beca para en Berklee College of Music de Boston, Estados Unidos.  Esta experiencia le brindó la oportunidad  de estudiar con grandes maestros y músicos de jazz como Joe Lovano, Hal Crook, Jerry Bergonzi, Charlie Banacos, Ed Tomassi, Jeorge Garzone y Phil Wilson.

“Provengo de una familia donde la música siempre fue  un estilo de vida. En casa había instrumentos todo el tiempo, pero no había saxo;  y el saxo fue mi primer instrumento.  A los 14 años empecé a estudiar, pero de niño, mi primera aproximación y fascinación musical se dio con la escucha de un disco de Carlos Gardel” contó Monk.

Su afición primaria por el saxofón, tuvo que ver en aquel momento con lo que Monk define como “un misterio interesantísimo” que le despertaba ese instrumento.

Con seis discos solistas en su haber, Bernardo Monk divide su oficio entre las horas dedicadas a la docencia y formación de músicos, ya varios proyectos ligados al tango y el jazz. Sus participaciones especiales van desde Fito Paez, Ciro y Los Persas o en la banda sonora de una película de Francis Ford Coppola, por citar apenas algunas.

Es autor de los libros “El saxofón en el tango, primer método para la inclusión del saxofón en la música ciudadana de Buenos Aires”, traducido al inglés y publicado en Europa por Advance Music (2013) y Tango for two Advance Music (2015).

“Tengo pendiente hacer algo con el chamamé, que es un género que me encanta” señaló Monk.

En relación al jazz, manifestó que “el jazz es una filosofía de vida. Y así toques otro género,  la filosofía jazzera puede estar presente,  desde otro tipo de conectividad ;  el jazz tiene una forma muy particular de interactuar con otros géneros. Como decía Nina Simone, es una forma de ver el mundo”.

ESCUCHÁ LA ENTREVISTA:

Dejá tu respuesta

UGD RADIO
la Radio de la Universidad Gastón Dachary