Somos UGD Radio, la radio de la Universidad Gastón Dachary, en la imagen se observa el logo de la radio en color amarillo con sombras de distintos colores y se lee UGD 98.5 FM

“La justicia debe garantizar derechos a todos los modelos de familia, no solo al tradicional”

 (UGD Radio)  En el marco de un fallo paradigmático, la jueza en lo Civil de Personas y Familia de Orán (Salta), Ana María Carriquiry, dictó la primera sentencia de triple filiación en la provincia de Salta, decisión que permitirá que un niño tenga tres progenitores: su madre biológica (que falleció), su padre biológico y su padre socio-afectivo.

La situación que motivó la causa, gira en torno a Pedro, un niño cuyo padre biológico es la ex pareja de una mujer que falleció. Previo al fallecimiento, la mujer, que criaba al niño junto a su nueva pareja, comunicó al padre biológico de la posibilidad de que Pedro fuera suyo. Así lo corroboró la prueba de ADN. A partir de allí, se avanzó en un consenso hacia la pluripaternalidad, con la idea de no afectar al niño.

En el programa En Resumidas cuentas, que se emite a través de la UGD Radio todos los jueves de 19 a 20 horas, dialogaron con la jueza Carriquiry, quien brindó detalles del caso.

ESCUCHÁ EL AUDIO:

“A mi lo único que me interesó fue el niño. Acaba de morir su madre, no podía tener más pérdidas, debía cuidar la infancia, la salud mental de la infancia. Es muy importante desde la magistratura, tomar contacto cercano a las realidades. No estamos para dictar sentencia según nuestras creencias religiosas. Es necesaria la amplitud de los jueces a los fines de no sentenciar de acuerdo a sus creencias” enfatizó la jueza.

Como anexo de la sentencia, la jueza escribió una carta al niño Pedro, para que pueda comprender mejor , en un futuro, la decisión que se tomó. Reproducimos la carta a continuación.

Querido Pedro:

Al momento de leer esto, seguramente han pasado algunos años desde el momento en que lo escribí y estarás preguntándote por tu familia, por tu mamá y por tus papás. Me presento, soy Ana María, la jueza que reconoció tu derecho a tener una mamá y dos papás. Te escribo porque tenés derecho a que te cuente lo que decidí y por qué lo hice. Antes que nada, quiero decirte que estoy convencida que la decisión que tomé es la mejor para vos. A los jueces nos toca tomar decisiones difíciles, pero tu caso fue muy simple, porque lo que sobraba era el cariño de tus papás hacia vos. Sobre tu mamá, que lamentablemente, ya no está entre nosotros, quiero dejarte la frase que le dijo Albus Dumbledore al pequeño Harry Potter: “Un amor tan poderoso como el que tu madre tuvo por ti es algo que deja marcas. No una cicatriz, ni algún otro signo visible… el haber sido amado tan profundamente, aunque esa persona que nos amó no esté, brinda una protección que dura para siempre”. Además de tu mamá, tenés dos papás. ¿Cómo puede ser posible esto? También por amor. Los dos te aman por igual y son tus papás. Uno de ellos es tu papá genético, biológico. El otro papá es el que se ocupó de vos durante tus primeros años de vida en forma exclusiva, el te reconoció como hijo, te tuvo con vos y te ama, por eso es tu papá socioafectivo. A veces hay que decidir entre el papá biológico o el papá socioafectivo. En este caso, nada tuve que decidir, porque ellos estaban seguros de la importancia que el otro tenía en tu vida. Por eso, lo único que hice, Pedro, fue reconocer el derecho que tenés a tener dos papás que te críen, te cuiden. Porque, en definitiva, lo único que interesa: es multiplicar amor. Espero que seas muy feliz y estés siempre orgulloso de tu mamá y de los papás que la vida te dio.

Con cariño, Ana María Carriquiry.  

Dejá tu respuesta

UGD RADIO
la Radio de la Universidad Gastón Dachary